miércoles, 23 de marzo de 2011

No importa cuántos golpes des, sino cuántos puedes recibir…

Qué bonita es la ignorancia, cuando aún no sabes la que te va a caer. Foto de Festak.com.

Pues tampoco hace tanto tiempo de aquello a lo que yo llamaba fortaleza. Fortaleza, fuerza o aptitudes para hacer más y más rápido que otros o al menos que yo mismo el día anterior.

Apenas hace unos años, era capaz de competir en medio de una semana de carga, de esas que te dejan las piernas doloridas por una temporada y la cara te queda desencajada,  chupada y/o urizada.

Eso ya pasó, y pretender cosas así, ya no me trae más que malas consecuencias. Hay que elegir, entrenar mucho o competir, pero no ambas cosas… yo al menos, he de hacerlo así.

Tras el Trail de Cabo de Gata, las juanjoampollas que me salieron en ambos pies, me tuvieron cinco días subido al rodillo, pero sin poder dar un paso con las zapatillas.

Una vez curadas y con una semana entera por delante, aparte de ciclismo, la carrera se hacía imprescindible y necesaria.
Me creí fuerte, poderoso, me ví apto para lo que ya no soy tanto, y es para recuperar... los años son así, te dan a la vez que te quitan, y tienes que estar atento para saber en todo momento, cuanto ha sumado o restado en tu interior.
No tuve buen oido, ni vista, ni olfato.

DUATLON OÑATI. Campeonato de Euskadi de Distancia Corta.

Al final de esta semana, llegó una cita que esperaba desde hacía meses, el Duatlón de Oñati, en Guipúzkoa, sobre la distancia de 10-40-5.

Me habían hablado y avisado de lo que suponía correr allí, y ni con esas… un plantel de lujo, una participación numerosísima (casi 400 en la salida) y un ambiente increíble, que al menos yo, nunca había visto en un duatlón.

Negro, negro por fuera, negro por dentro, negro. Foto cortesía de Juankar.

Ya de salida, sentí que no iba bien, corría todo lo que podía sin pensar en lo que quedaba,  porque esa misma impresión me daba al ver al resto de participantes, a un ritmo de 3'36''/km los diez kilómetros . Pensé entonces, que una vez en la bici, en mi sector preferido, iría mejor… y no, tampoco.
Saliendo de boxes. Foto de Festak.com.

Una carrera extraña para mí, acostumbrado a salir a darlo todo tirando, atacando, acoplándome… pues no, nada de eso.

Comienzo del 2º suplicio. Foto cortesía de Juankar.

En un grupo grande, sin posibilidad de tirar y “pasándolas canutas” en cada repecho… y sobre todo en cada puerto.

Intentando aguantar el ritmo impuesto por mi compañero Raúl Gómez. Foto de Festak.com.

Una vez bajé de la bici, ya dí por bueno todo el sufrimiento y penuria, pues esas fueron las dos sensaciones que tuve, y me alegré porque ya, podría correr otros cinco kms y terminar por fin aquello… pero no, tampoco.

Nada más salir, el abductor se me queda hecho una piedra y el gemelo también… -no tengo barrenos para tanta roca-, pensé… y otra vez arrastrando pierna... estirando… un km así y retirada obligada.

Solo después de una caida, hay una cosa que me enoja y me produce más frustración que otras, y es quitarle los imperdibles al dorsal antes de tiempo… me resulta hasta doloroso.

100 mts antes de retirarme. Foto Festak.com..

Hacerlo mejor o peor de lo esperado, son cosas que sé llevar bien, pero no terminar… es algo que, aunque anímicamente llevo mejor que antes, me sigue costando mucho tragar.

Fue para bien, lo sé. Una contractura forzada puedes dejarla en rotura de fibras por poco que te esmeres…
Cinco días después, este tema no ha mejorado lo más mínimo y aunque intento mantener fría la mente, veo el DLD de Sueca a diez días vista y muchos nubarrones negros sobre mi cabeza…

Acabo de decirlo en voz alta a quien siempre me aguanta: “ni soy de hierro ni de piedra, y éste invierno, tanta sarna ya me cansa…”.

-No importa cuantos golpes des, sino cuántos puedes recibir… -

Foto de "por ahí.."
A ver si la salud me da una tregua y me convalida un golpe no dado por uno no recibido, que yo soy mucho más pacífico de lo que parezco.

13 comentarios:

Pablo Cabeza dijo...

Te admiro... por varias razones... pero hoy te digo una: enfrentarte a un duatlon de esos 10- 40- 5. Madre mía. Eso es peor que un Ironman...

Saludos, valiente.

Atalanta dijo...

Ánimo y paciencia. Estarás listo para Sueca. Además allí no se puede correr tan explosivo. Estoy con Pablo, sólo he corrido un 10/40/5 pero es una prueba agónica. Si al final vas igual que en un sprint.

Morath dijo...

¿De veras te parece raro que te pasen esas cosas en un DU 10-40-5 con drafting?
Hombre, que diga eso un principiante, pasa pero alguien tan curtido... :-D

Jejejej, fuera de coñas, que uno de esos es duríiiiiisimo. A mí me dan calambres en uno de cada tres y eso que creo que no soy precisamente tendente a eso de los calambres (toco madera :-D).

En serio, es una prueba que a mí me parece super lesiva y complicadísima de correr porque es un 10K a tope de lo que das, 40K aún más a tope y sin haber respirado para limpiar la caca que llevan las patas y un 5K a todo lo que quede.
Todo lo que no sea hacer eso... te deja fuera de carrera irremediablemente.

¿Qué coste tiene esto? Ufffff, pues si das el 100% y tienes la "suerte" de que te salga bien la prueba, pues una sobrecarga, microrroturas y demás de órdago.
Obviamente, si petas y te quedas sin fuelle, te puedes "librar" y se queda "sólo" en un pajarón pero como vaya bien el motor, las agujetas de los días posteriores son de escándalo.

No conozco el DU de Oñati pero, anécdota al canto: 13 de marzo, DU de Ontinyent (Comunidad Valenciana), 10-40-5 sin drafting y con un circuito de bici majete (subir y bajar Portixol por los dos lados), competición que sale increiblemente bien, con táctica genial y tal y tal... ¡zas! calambracos al en la bici al empezar las dos bajadas pero hay suerte y son sólo durante unos kilómetros pero hasta el siguiente domingo (20 de marzo), imposible plantear el salir a correr.

Sí, sé que mal de muchos es consuelo de tontos pero, palabra que los 10-40-5 no deberían valer como referencia porque son de las pruebas más lesivas y destrozantes que hay.
Ahora, cuando salen bien, también son de las que mejor sabor de boca dejan porque te permiten conjugar las dos cosas: el sabor del ácido láctico y la sangre en el gaznate como en las pruebas de corta y el poder llegar a cero, completamente vacío (casi) como en las pruebas de larga (tómese esta segunda parte muy entre comillas porque no es comparable pero sí que te permite llegar completamente a cero, algo que en un sprint es más complicado).

Lo dicho... pasito a pasito, sin prisa pero sin pausa y ¡¡¡ÁNIMO!!!

Javi dijo...

Animo! Yo tambien la corri y la verdad que es durisima. Hay que saber parar cuando no se puede mas, sobre todo antes de lesionarse.

Julio dijo...

El como los recibas y el saber recibirlos también es bastante importante, no te preocupes Raymond que eres un makina, saludos

José Antonio Marqués dijo...

Espero que sigas sabiendo recibirlos.
A por el siguiente.

Ferran dijo...

Ramón! Muchos ánimos!
Una retirada a tiempo ya sabes que es una victoria! :)
Descansa un poco, recuperación mental y el sábado día 2 nos vemos en la DLD en Sueca, así puedo conocer a un grandísimo deportista como tú!

Un abrazo fuerte desde Andorra y ánimos para estos días!

Ferran

AMABIKILA dijo...

Animo Campeón!!!! Sigues siendo un referente para muchos/as.... Recuperate y no olvides que lo importante es seguir disfrutando.... Nos vemos en el próximo de Arrigorriaga... Y trae a tu hermana!!!! Estoy deseando conocerla....Un abrazo.

pedro velez dijo...

ramon tú eres mas duro de lo que te crees, ¿o es que no te dás cuenta todos los años que llevas en esto?
un mal día lo tiene cualquiera.
seguro que en la próxima competición te sales

Juankar dijo...

Joder como te pones!!!!
para algunos ese estado es "cuasi" habitual, vamos, que para cuando nos sale una carrera en condiciones......

Además, nadie te pidió que vinieras, ¿¿¿¿o quizas si?????
ya no me acuerdo

Furacán dijo...

Ánimo Ramón!

Matola dijo...

Muchos animos Ramon, espero que te recuperes para ir a Sueca y poder saludarte personalmente.No me conoces, yo a ti tampoco, pero te leo desde hace tiempo y solo puedo decirte que por tu culpa, solo por tu culpa iré a correr a Sueca yo tambien.La forma con la que escribes hace que la larga distancia sea como un paseo para mi, MUCHAS GRACIAS.
Espero verte y saludarte en Sueca personalmente pues, si te sirve de consuelo, estoy con tendinitis rotuliana, apenas un mes de preparacion e inverso en las sesiones de fisio.
Se que no voy a ganar, quizas ni la termine pero si puedo estrechar tu mano alli sera todo un lujo para mi.
A RECUPERARSE CAMPEON

ramón dijo...

Lo cierto es que no tengo tantos motivos para quejarme como,quizás, la entrada de a entender.

Y desde luego, leyendo vuestros comentarios, hasta me dá un poco de vergüenza, y lo digo sin tapujos, porque el 99% de las veces veo el vaso medio lleno y no medio vacío.
En ésta ocasión también es así, incluso ante la posibilidad de tener que parar... cosa que por otro lado, no pienso dar por hecha hasta justo antes.

Intentaremos correr algo mañana o pasado y si no se puede, pues no se puede. Otros estan peor, y se quejan menos.

A la mínima que pueda, estaré en Sueca o donde me llamen...:-D

Yo sigo dando gracias, pues lo mío, sea como sea es algo insignificante.

Reconozco que no esperaba esta respuesta.

Agradecido de corazón a todos.