miércoles, 8 de abril de 2009

El profesor Bacterio...


Antes de empezar, retiro lo de profesor, porque de eso nada de nada, pero lo de bacterio…ahí igual sí que he acertado.

El sábado pasado, durante la jornada de Triatlón de Larga Distancia, y cuando me tocó, estuve hablando a unas 45 personas, en una clase de la UCAM, durante más de una hora…que sí, que ya sé que eran 45’, pero qué queréis, con ésta ametralladora que tengo por lengua…

Hicieron bien los de la Federación dejándome como cuarto y último “ponente”, porque si me ponen antes…fijo que hablo yo y ná más que yo…

Mi tarea era más o menos fácil, hablar de lo que me gusta, intentar transmitir algo positivo a los asistentes, de los cuales, unos estarían por interés en hacer alguna vez un Ironman o similar, otros ya lo habían hecho e intentaban sumar conocimientos, que de eso nunca sabe uno bastante, otros ni una cosa ni otra, estaban por puro interés y curiosidad de saber cómo funciona, más o menos, esto de la larga distancia.


Quiero pedir desde aquí, y gracias a la oportunidad que se me brinda (yo mismo, que para eso el blog es mío), disculpas a los asistentes, pues si bien, intenté no ser muy pesado, un sábado por la tarde, a las ocho de la tarde, tras cuatro horas escuchando tri-tri-tri-tri, y te llega un melenas para decirte, entre otras, que no comas pan de molde en el Ironman, que se te pega al cielo de la boca…pues lo cierto es que pude ser verdaderamente insufrible.

Me faltó tiempo, la verdad, quería contar más, mostrar alguna foto más, y sobre todo, dar gracias a toda aquella gente, pues pudiendo hacerlo, y comprensible además, nadie se levantó para irse.
No sé si se repetirá, pero por lo que a mí respecta, siempre que pueda, no dejaré de acudir a cosas así; hace seis años, cuando por estas fechas no había hecho aún ningun ironman, habría dado lo que fuese por escuchar todo lo dicho el sábado pasado en la UCAM.

Por último, sé que aquello se lo curró más gente, pero me gustaría agradecer en nombre de todos, el tremendo esfuerzo de Fran Pedrero Salcedo, responsable del área de larga distancia de la Federación, primero por su buen hacer, y segundo porque pocos saben lo duros que han sido estos últimos días para él, públicamente te mando todos mis ánimos y afecto.

No sé si de mi exposición, alguien sacó algo útil.
De todas formas, pienso que lo importante, y que no sé si expliqué bien es esto:

1. Una vez metido en la aventura de hacer un Ironman, todos los consejos del mundo serán pocos, y sin embargo, puede que ninguno te haga falta, pues te encontrarás con que la prueba no es “el ironman” si no “tu ironman”, aparecerán mil y un imprevistos que deberás ir solventando lo mejor posible, y en esa duda de qué pasará, en esa lucha por esquivar obstáculos, encontrarás la razón de porqué lo estás haciendo.

2. Por experiencia, porque a mi me pasó con el primero, sé que la mejor manera de sacar algo positivo de hacer algo así, es sentirte ironman desde el día que decides hacerlo, sentirlo y disfrutar de la preparación, de los cambios que tu cuerpo vaya experimentando, sean físicos y/o psíquicos, y llegar al día clave con todo eso ganado, recibiendo tu participación como un premio a tu esfuerzo, como una guinda en el pastel. Tomárselo así, evitará que si ése día no sale tal y como esperabas, no des por inútil todo tu esfuerzo y dedicación (ni el de tu entorno).

La primera vez, cometí el error de obsesionarme, de mirar solo hacia la prueba, de entrenar como un paso obligado para lo “único” importante…y fue un error, pues cuando terminé, estaba contento y a la vez asqueado, tarde meses en recuperar las ganas, y cuando volvieron, decidí, que si volvía a preparar otro u otros, sería disfrutando cada día, convencido de que cada minuto entrenado sería un minuto ironman.
Puedo explicarlo aún mejor, para mí: se puede ser Finisher sin ser Ironman, prefiero mil veces lo segundo.

Alguna vez, he comentado por ahí, que hay pruebas que tienen espíritu propio..vida propia, la larga distancia, es de las pocas disciplinas que te obligan a buscar impulsos, sensaciones y hasta motivos que ni siquiera imaginabas que estaban en tu interior.

Por lo tanto, si una prueba te da eso, no debes faltarle al respeto, enfrentándote a ella sin haberte preparado, la prueba no entenderá tus razones, le dará igual si has estado enfermo o lesionado, solo te pedirá que seas mínimamente digno de estar ahí, y si aún así, se te ocurre aparecer sin pensar en todo esto…tranquilo que la prueba te lo aclarará, es muy posible que te diga algo como: “..amigo… los sueños existen…los milagros no.”

8 comentarios:

FERNANDO dijo...

Ramón te expresas muy bien con un cierto toque poético-prosa diría yo

Con lo de ser finisher sin ser ironman totalmente deacuerdo , hay personas que con el simple hecho de terminar una carrera de 10 kms pueden serlo todo depende de tus cualidades genéticas y del listón que te pongas (nadie es mas que nadie) y si es cierto que hay que disfrutarlas desde el primer momento que inicias un proyecto así siempre tiene ganas de mas.

Y después de estas palabras conozco poco al profesor bacterio pero estoy convencido de que lo de aconsejas es de lo mejorcito que se puede escuchar. Saludos

Inma dijo...

Tu charla muy divertida, a pesar de que yo ya me conocía todas las anécdotas..;-)))), pero para la próxima aprende a usar el PowerPoint, por fa!!

Firmado: la que te preparó el PowerPoint

Anónimo dijo...

Me quedé con ganas de ir y ahora que te leo me han dado unas pocas más. Yo te veo profe total.
Respecto al comentario que vi el otro día sobre eso de que ahora te toca simplemente vivir..., que quieres que te diga amigo, hay muchas opiniones al respecto, pero para mi vivir es sentir el cuerpo. Creo que los últimos años has vivido un poquito, ¿no?.
El de las birras.

JAVI dijo...

Como dice Inma, te falto saber como iba el powerpoint, por lo demás un 10, parecias de esos buenos profesores de Universidad que saben como hacer que nunca decaiga una clase, cada rato un toque gracioso para animar el cotarro.
A ver si el año que viene vivimos esas experiencias juntos y luego las podemos contar.
Un abrazo maquina

Anzoni dijo...

Hola Ramón, yo no pude ir, se me pasó totalmente, pero me hubiese encantado haber podido asistir, estoy liado preparándome una oposición para bombero, y mi objetivo es Embrunman para el año 2010, no tengo marcado ni tiempos ni objetivos, simplemente hacerlo e intentar disfrutar lo máximo que pueda, lo que me resulta mas complicado es preparme el sectro ciclismo, cada vez que salgo con la bici me dan unas ganas de bajarme .... puede ser por mi nula experiencia, pero tengo mas de un año y medio para cambiar esta tendencia a base de kms...
un saludo!!

Trim dijo...

Hola Ramón, soy el paquetillo de la bici( me llamo Pau "TRIM") que te acompañó en el DLD del pasado 28 de marzo, me comentó un amigo que tenias este Blog, muy chulos todos los artículos publicados y muy chula la foto que nos hicimos, no paras ni un dia de maquinar historias...

A mi tambien me gusta escribir de vez en cuando en mi blog nabatrim@blogspot.com sobre todo cuando llega la temporada de travesias a nado.
Nada, un saludo desde Sueca (Valencia)

ramón dijo...

Bueno, pues tras unos días de retiro espiritual-deportivo...jajaj, acabo de abrir el blog, perdonad que os conteste con retraso.

A Fernando.
Pues muchas gracias por tus palabras, así es como veo éste tema la verdad, de todas formas, ya sabes, "antes de tomar éste medicamento, consulte con su médico"...jajaj

A mi niña.
si, te las sabes, es cierto, pero te siguen haciendo gracia...o no?, la próxima vez, cuento las mismas con acento mejicano...

Al de las birras.
Totalmente de acuerdo, en cuanto a lo de vivir a partir de ahora, no era tanto un -a partir- si no más bien un -a seguir- viviendo.
Como digo en la entrada, lo que llegas a conocerte durante el proceso de esta burrada que llamamos ironman y durante la misma prueba, no es comparable con nada, con nada que yo haya vivido.
Siendo un poco extremista, te diré que alguna vez oí o leí algo así como que uno nunca se siente tan vivo como cuando está a punto de morir, quizás sea eso, en sentir el sufrimiento y torearlo es donde notas que eres o quien eres.

A Javi I de Teguise.
Sabes que soy de los que más ganas tienen de verte en activo y disfrutando de esto.
Y por lo del otro día, cómo te atreves a contar nada so mamón...si te tiraste toda la hora con las manos en la cara y la cabeza agachada...jajaj

A Anzoni.
Pues mira Anzoni, el primer paso ya lo tienes dado, dices que quieres hacerlo y disfrutar...ésa es la clave, el resto lo tienes que poner poco a poco, sin agobiarte, pero sin perder el tiempo, cada pedalada que des, suma, ya lo verás. En la bici, no te comas la cabeza con los kms, piensa en horas.
Hace seis años, cuatro meses antes de mi primer ironman, hice dos tiradas largas, una de 180 y otra de 200, y aunque provengo del ciclismo y esos kms ya los había hecho mil veces, los 180 primeros, los tuve que hacer (por no poder) a plato pequeño y en llano, total más de 8 horas de bici, así que no te preocupes que si desde ya no dejas de desearlo, lo haces fijo.

A Trim.
qué alegría leerte máquina.
En Sueca fue la primera vez que llevaba a un ciclista habriendome carrera y mira que tuve suerte, por que encima de animarme, me hiciste un reportaje fotográfico de la ostia...jaja, bueno, no todo fue ideal, por un momento me dejaste solo y tuve que silbarte para que volvieras...jjajaj

un abrazo tio, y gracias por todo.

Pablo dijo...

increible tio no te conozco de nada pero me he puesto a leer y me ha encantado de verdad perfecto todo sobre la larga distancia.