martes, 21 de abril de 2009

MEDIDOR DE POTENCIA MON.

POWERMON.

Sin patentar...gracias a Dios.

Desde no hace mucho, están muy de moda los aparatejos estos que sirven para indicar la potencia aplicada a los pedales al instante.

Y cómo no, ya tenemos a la misma tropa de convencidos sin esfuerzo que surgió cuando aparecieron los pulsómetros, cabreando a sus parejas diciéndoles que o se gastan la paga del mes en uno (lo que no harán nunca será hacerse una prueba de esfuerzo, y mucho menos seguir un plan como Dios manda), o tendrán que dejar de salir con la grupeta los fines de semana, segunda opción ésta, que más de una y más de dos anhelan.

Siendo sincero diré que no soy una excepción, también yo estoy sucumbiendo poco a poco ante el embrujo de semejantes panaceas en forma de aparatitos medidores de potencia…que no de inteligencia.

Lo que pasa es que como el virus de la crisis mundial también ha entrado por la rendija de mi ventana y se ha instalado en casi todos los rincones de mi casa, he tenido que echar mano del poco ingenio que Dios me dio e inventar mi propio MEDIDOR DE POTENCIA MON, a la espera de tener una economía tan boyante como duradera que me permita hacerme con uno de los “güenos”, para la flaca.

Entramos en materia:

MODELOS:

POWERMON LOMAS CUESTA DE LA VIRGEN: medidor para carrera que uso una, dos y hasta tres veces por semana con una longitud de quince kilómetros. Se compone de piezas tales como cuarenta y ocho repechos de dureza y longitud variables, donde tus piernas, cabeza y co…corazón, miden, calculan y sufren la potencia necesaria para subirlos.

POWERMON CABEZO DE LA JARA: Medidor de ciclismo de once kms.. once de subida cabrona con descansos y bajaditas donde no hay manera de mantener un esfuerzo continuo, te hace sufrir, te hace calcular la potencia que necesitarás para cada uno de ellos.



ZONAS
Las zonas de esfuerzo son, según COCO: sin esfuerzo, cuando estoy abajo, ahora estoy abajo… y mucho o muchísimo esfuerzo, cuando estoy arriba… ahora estoy arriba. No falla.

PANTALLA
La pantallita de mis medidores mide un metro cuadrado, la miro y al instante sé como ha ido el esfuerzo, se encuentra en el vestíbulo de mi casa, es un espejo cojonudo, donde nada más llegar del entrenamiento me miro la cara y compruebo al instante la inmensa cantidad de potencia que he ejercido ese día.

MEMORIA
Pero vamos, que lo mejor de todo, lo más de lo más, es la memoria que tienen, es increíble, nada más decir que esa noche, incluso al día siguiente me duelen hasta las pestañas, me toco los cuadriceps y se rien todos menos yo, hago un pis y sale más oscuro que el pelo de Obama, eso si que es memoria, me tiro unos días sabiendo perfectamente cuántos watios moví por las lomas de la Cuesta de la Virgen o por el Cabezo de la Jara, lo juro.

PRECIO
…cuánto?, pues la verdad es que yo ahora mismamente no lo se, pero quienes me conocen a veces me dicen que estos medidores me han costado no se qué de unas cuantas neuronas menos o algo así, yo no lo entiendo muy bien, pero supongo que si tengo menos de lo que sea, menos pesaré no??

ATENCIÓN:
Llévese un POWERMON, y olvíde los sufridos y agotadores aparatos de gimnasio, de todicos y cada uno.
Si llama ahora mismo le regalarémos catorce más al increible precio de la mitad y tres cuartos de uno, y no lo olvide, puede plegarlos y guardarlos en cualquier sitio.

5 comentarios:

Pedro Mª - pmcampoy@gmail.es dijo...

Nene la potencia sin control no sirve de nada, como dice el anuncio. Pero si tu eres de la vieja escuela, cuando salen llagas en la boca y tiemblan las piernas es porque seguramente vas pasao de vueltas. Ese es el medidor de potencia.

Nos vemos en Elche¡¡¡ oeoeo...

ramón dijo...

Eso mismo, de todas formas, que conste que he dejado caer, que el día que me pueda hacer con uno para la bici, no me lo pienso.
Al menos, en el rodillo que tengo, sí se puede trabajar con w, y desde hace año y pico, en esas estamos, se rentabiliza mucho el tiempo...lo de andar más...eso ya es otra historia..

Pedro, luego te cuento otra.

saludos.

FERNANDO dijo...

Pues los modelos POWERMON tienen unas características que convencen a cualquiera.
Muy comercial, Muy anti crisis, muy vendible ¡vamos estoy que me llevo tres con la promoción y todo!
si señor

ramón dijo...

Si te llevas tres, repites uno, el de bici o el de pie?...Fernando, que no me hago cargo de su mal uso ni consecuencias...jajajaj

WENDDOLYN dijo...

Gracias por tus palabras tan alentadoras Ramón.
Tu blog e muy enriquecedor a la par que instructivo,gracias por compartirlo.

Una fiel seguidora.


Zuriñe.