viernes, 6 de agosto de 2010

Que no me despierten.

"...que yo a mis amigos, los mido con vara rasa. Los tengo bien escogidos, lo mejor de cada casa."
Eso dice Serrat, y eso pienso yo.


Pequeña crónica de un pequeño sueño.
----Cuando me eché sobre la cama y cerré los ojos, seguía teniendo en la retina, las imágenes de aquel padre empujando la silla de ruedas que llevaba a su hijo tetrapléjico, hacia la meta del Ironman de Hawaii.



Jorge Gisbert, me las había mostrado en su casa y me las cedió, para que siguiera llorando de pura emoción cada vez que las viera.
Jorge soñó mucho antes que yo y a él le debo aquel primer empujón. La motivación, siempre me llega de las personas, y yo tuve la suerte de estar en un grupo que no dejaba de animarse una y otra vez, Alberto Plazas, Bárbara, el mismo Jorge y su mujer Majo, tienen mucha "culpa" de todo esto. No me olvido nunca de ellos.



Mientras soñaba, seguí pensando en el Team Hoyt, en aquel padre y su hijo, y pensé en cual sería la razón para tal disparate... y poco a poco, llegué a la conclusión de que aquellas personas, junto a muchas más, buscaban libertad, buscaban salir cada uno de su propia cárcel, de sus angustias y de todo lo malo que les pudiera suceder, y por libertad también, lo buscaban allá donde ellos decidieron, aunque a mí me pareciera inverosimil, inexplicable y sin mucho sentido.



Yo, no soy una excepción, no tengo que pensar mucho para darme cuenta de los barrotes que me encierran, hace tiempo que lo sé, el mismo tiempo que llevo intentando escapar.



No lo he conseguido aún, la vida no es perfecta, ni pretende serlo en mucho tiempo, pero he roto un par de barrotes de esos, y ya empiezo a sacar la cabeza... sé que estoy soñando, y que esto no es verdad, pero mientras duerma, seguiré creyendo que todo es posible.



En éste dormir, hay tiempo para todo y para todos, me aparecen los nombres y muchas caras de personas que me ayudan a dar esos pasos que yo solo no puedo.



Vale, sigue siendo soñar, pero yo es que les veo...



-Veo a Alfonso Martinez, al que por fin voy a poder dedicar mi mayor esfuerzo y al que volveré a decirle que valió la pena todo el miedo que pasó conmigo, cuando yo, enfermo y débil, estaba más perdido que un esquimal en Africa, y confió en que mi ilusión por el deporte no debía caer en saco roto, llevamos juntos muchos años, pero yo sé que el más dificil fue aquel primer año, donde se dedicó a confiar y esperar a que me recupera, sin más pretensión que la de volver a tener un amigo sano... y lo consiguió, vaya que si lo consiguió.



-Veo a un montón de buena gente por Euskadi, que encima, ahora son más que compañeros... amigos, mi equipo, el URBIKO, de Basauri, y entre ellos, veo a mi familia del norte, a Irune, Rosa y Juankar.



La noche dá para mucho, y sigo viendo a gente que me echa una mano, que me ayuda y lo hace por nada a cambio...



-veo a los que os pasáis por éste blog, paráis un momento y a veces os quedáis un ratico, siempre dando ánimos, siempre invisibles, pero siempre ahí, aunque algunos no escribáis sé nota que os asomáis a la ventana... así lo veo yo.



-veo a los que están más cerca, y no debería nombrar por no dejarme ninguno fuera... pero como representantes de muchos otros, menciono a Pedro María Campoy, el primero que me llama desde hace 8 años ya, al minuto justo de terminar un ironman, y a los que modesta y cariñosamente llamo pupilos, cuya ilusión me alienta cada vez que mis ánimos...no están a la altura...



...a los que me hacen el camino más llevadero, CICLOS CARRILLO, en Cieza, con Carmen y Jesús al frente de la mejor tienda de Triatlón de Murcia, amigos desde hace media vida ya.
 Keep Going cuidando mi alimentación y salud. 
A Juanfra cuando vivo en Puerto Lumbreras y Paco Albarracín, cuando lo hago aquí en Aguilas, que cuidan y miman estos jamones que tengo por piernas, y que sin ellos, no daría más de dos pasos seguidos.
A dos personas que cinco minutos después de terminar la entrega de slots para Hawaii en Lanzarote y viendome cabizbajo tras ese "casi" que me amargó la mañana, me animaron a ir a Regensburg, cosa que no había ni imaginado hasta ése momento.
Si Jesús Sanchez, y su mujer Pilar, no me hubiesen apoyado de aquella manera, ésta posibilidad de ir a Hawaii no habría existido. Siento una mezcla de alegría y dolor cuando pienso en esto, porque sé que compartimos la misma ilusión y por lo menos éste año, no podremos vivirlo juntos. Que llegue vuestro sueño antes o después, será el mío también.
Dejo para el final a Tri WWW y a ADICA, por que más que soñar, lo que hice fue creer y tener claro, que nada sería igual después de que me dejaran ser parte, modesta y silenciosamente, de ellos. Y yo tenía razón, de nada más podré alardear, pero sí de eso.



No mencionar a mi familia, a mi mujer, a mis padres y hermanas, es simplemente que a ellos no les pondré nunca en una lista, yo soy ellos, y nada sería posible sin la vida que me ofrecen.



No puedo hacer una entrada sobre el entrenamiento que he llevado, ni sobre la crónica de lo que sucedió en Regensburg, sin mencionar primero lo más importante...



...la gente acaba pensando que todo se limita a material, a cronómetros, a entrenamientos especiales, cuando todo eso no valdría para nada si tu cabeza y tu corazón no están en calma.



Soñé que era un tio afortunado, que aprovecharía las facilidades que se me presentaran, sabiendo que hay muchísima gente con mucha más capacidad, condiciones e ilusión que yo, que no pueden plantearse lo mismo, porque simplemente no disponen del mismo tiempo, medios o por cualquier otra circunstancia.



Sería estúpido pensar que merezco esto, por ejemplo, porque lo he entrenado mucho, por supuesto que lo he entrenado mucho, tanto como el cuerpo me ha dejado, pero porque he tenido tiempo y mi familia me lo ha puesto muy fácil.



La entrada anterior tiene un título que, si bien, no es erróneo, si que está incompleto o mal escrito:



A todos los mencionados y los que no, por olvido o que por obviedad no los nombro, os digo que:



¡¡¡Lo hemos conseguido!!!...

...pero que no me despierten, que para mí que esta libertad que sueño no es más que eso, un agradable sueño.

8 comentarios:

Morath dijo...

Amén, macho!!!
:-D

ramón dijo...

Pido perdón públicamente Rodrigo, por semejante ladrillaco, pero macho... tenía que decirlo.

:-)

Tonino dijo...

Te has salido!!!!
Enhorabuena, todo se consigue, tarde o temprano, pero lo has conseguido y eso es lo que importa,la constancia tiene su recompensa.
Un saludo.
P.D:Ya te dije que lo conseguirias.Ahora sigue soñando!!!

ZURIÑE dijo...

Enhorabuena!
creo que es la primera o segunda vez que te escribo,pero te leo siempre.


Saludos!


Zuriñe.

Morath dijo...

¿Ladrillaco?
Pero si te has guardado para tí solito el 99% de las cosas que han pasado por tu cabecita desde "el día".
Ya irás soltando, ya... en cuanto vuelva a coger alguna insolación sobre Excalibur y te dé por ponerte a pensar y escribir :-D

Disfrútalo, de veras, pero, sobre todo, paladéalo reviviendo de nuevo el millón de cosas que hay alrededor de este "evento". Al final, es como más se disfrutan esas cosas, con unos amiguetes y unas cañas, contando mil veces todo lo que fue bien, las cagadas, ... :-D

Joan Corre dijo...

buen post Ramón, como tu dices Murcianico que no somos de piedra, vamos a guardar las lagrimas para cuando cruces la meta en Hawaii.

"cuando un deportista entrena el corazón... lo hace en todos los aspectos de su vida"

muchos éxitos.
Joan.

ramón dijo...

Tonino, ten presente siempre que puedas eso que has dicho, ese es el camino.

Zuriñe, me alegra mucho saber de tí. Creo o imagino que eres Wendolyn, durante mucho tiempo entré en tu blog, que recuerdo que quedó parado al poco de tu caida y lesión en el codo. Espero que estés recuperada del todo y te vaya bien. Gracias por estar por ahí y por la felicitación.

Rodrigo y Joan, estoy intentando levantar un poco el pie... que llevo la velocidad metida aún desde el domingo por la mañana.. a ver si soy capaz de descansar lo que no descansé tras Lanzarote y empezamos con frescura el camino hasta octubre.
un saludo

Pablo Cabeza dijo...

Emotivo y auténtico.

Emotivo porque la posibilidad de ir a La Meca, convertida en realidad, y plasmada en palabras, condensa la esencia de un verdadero deportista y ser humano.

Auténtico porque tus palabras nacen del Alma y son pura poesía, realidad y sueño.

Un abrazo.