miércoles, 24 de febrero de 2010

MI VENTANA.

20.000 gracias.

Hace aproximadamente un año, incluí en el blog el contador de visitas, más por curiosidad que por otra cosa y con el tiempo, mira por donde, la curiosidad va dando paso al simple agrado, simple pero muy grande.

20.000 visitas en un año, según para qué blog o web, no son nada o quizás mucho. Para mí, si con saber que mi mujer y mis hermanas se interesan por lo que escribo, imaginaos cuando veo setenta, ochenta o incluso cien diarias.

Leí hace tiempo la opinión de un sujeto que hablaba sobre éste mundo de los blogs. Esto no sé si ya lo he contado alguna vez, si es así, si me repito, desde ya pido disculpas por el tostón.

El sujeto en cuestión, venía a decir que los que escriben en un blog suelen ser personas que necesitan sentirse admirados o apoyados o escuchados, por problemas tales como la baja autoestima, la soledad, o simplemente por un sentimiento irrefrenable de egocentrismo.

Hablaba este señor, del blogero como un ser, a veces amargado, a veces poco integrado, que pasaba el día escribiendo su monótona rutina diaria como si eso fuese de interés general y cuando no, entrando una y otra vez en blogs similares.

Fue la seguridad del que todo lo sabe, el tono sentenciatorio de las afirmaciones de éste señor, el que me dió por pensar y preguntarme algo tan evidente como hipócrita: si el sujeto en cuestión sabía tanto de blogs, o los visitó por hacer un estudio tan mal contrastado como ofensivo, o es que simplemente se trata de un enganchado más, como yo, o tú.

Sea como sea, yo estoy encantado, quien me conoce y me aguanta diariamente también, más que nada, porque si no "desembuchara" parte de las cosas de las que hablaria sin parar, acabaría con la paciencia de más de uno/a.

Me siento agradecido con cada persona que haya mostrado interés en mis comentarios sobre triatlón y mis otros vicios, los cuales no son más que todo lo demás, menos triatlón.

En éste año, sólo en un par de ocasiones, el uso del blog por los visitantes mediante los comentarios, no fue el más acertado. Y es una pena que esto pase, y más cuando un servidor, no ha puesto ninguna criba para recibirlos. Sigo pensando y creyendo en la buena fé y el buen hacer de todo el que se digna a comentar una entrada mía, pero a veces, esto no pasa.

Por eso, aún a riesgo de que se me tache de censurador, comentario que empañe el buen funcionamiento y buen rollo en ésta humilde morada, será comentario censurado. Sencillamente por una cuestión de respeto hacia el resto de visitantes.

Internet es inmenso y para todo, absolutamente para todo, tiene un lugar destinado, para discutir los foros, para discutir personalmente los mails, para mostrarte ante los demás webs y blogs, no hay que ser un lumbreras para saber utilizarlos, hay que ser educado para saber cómo utilizarlos.

A veces, uno no tiene el humor suficiente para escribir, ni comentar nada, y por lo menos yo, que se me nota la mala leche a leguas de distancia, prefiero dejarlo por unos días, a que se me note y encima se la transmita al resto.

Por otro lado, un buen amigo, me dijo el año pasado, con mejores palabras que yo, que la vida podía ser tan curiosa y tan reveladora también, que una simple afición como es esta de tener un blog, había conseguido que estuviéramos más cerca. La nuestra es una amistad hermosamente monótona, no tiene altibajos, desde siempre ha estado arriba, el único pero, era la distancia entre nuestras vidas, que no entre nuestras casas, y abrir ésta ventana ha servido indirectamente para apartar ese único pero.

Hay muchas buenas razones para tener un blog, y ésta, la mejor.

De nuevo gracias por estar ahí, y gracias por asomaros de vez en cuando, a mi ventana.

7 comentarios:

Morath dijo...

Las gracias, a tí porque merced a ese egocentrismo, necesidad de admiración y tal y tal que según dice ese experto en blogs se supone que motivan tu blog, muchos nos entretenemos, aprendemos, sentimos, ... leyendo las entradas de este tú espacio en el que tantas veces escribes de triatlón sin hablar de triatlón.

JEjejejeej, no llega a ser tan enrevesado como tus entradas, pero creo que lo he liado lo suficiente :-D

Un abrazo muy fuerte

JOSE ANGEL dijo...

es curioso el comentario del blogero,pero quizas sirva de terapia el leer blogs de gente que igual no se siente admirable,pero a la vez si que es admirado,leer un bloges amistarte y hermarte con esa persona que te cuenta su dia a dia y para mi diariamente es como leer el periodico.

Pedro Mª - pmcampoy@gmail.es dijo...

Ya decía yo que no aparecían muchos comentarios que te escribía...

Donde vas a perder la "virginidad" este año, tri-duatleticamente hablando?

Un abrazo torpedo

Morath dijo...

JEjejeje, Pedro, como se descuide un poco, este año le veo estrenándose a lo grande en el Marjalman de Sueca.
¿¡Para qué vamos a andar con pequeñeces!?... directamente a por una de las "fáciles"
:-D

JUAN DE LA TORRE CORVILLO dijo...

Maquina pues yo veo perfecto esto de los blog porque entre otras cosas así puedo saber un poco de tu día a día sin tener que estar mandándonos esos correos que en ocasiones nos mandamos y donde nos contamos mil hitorias. Así que ¡FELICIDADES! por tus visitas y el tiempo que nos dedicas

Un abrazo de un amigo

ramón dijo...

De Ramón.
Bueno, pues brevemente, que tengo un segundo,y estoy por tierras vascas, os comento que saludaré como Dios manda cuando vuelva, pero desde ya os agradezco todo, ya lo sabéis, pero lo digo.
Me he venido para verle los dientes a la tormenta perfecta esa que decian y definitivamente ha resultado perfecta: no ha existido.

Un abrazo máquinas.

Doctor Mabusse dijo...

Venga que tengo ganas de verte en alguna salida de alguna carrera(solo en la salida...).