lunes, 19 de enero de 2009

Arena mojada.


La imagen que resume una vida, cualquier vida, la mía por ejemplo.

La arena mojada es firme, lisa, te da confianza y pisas sin miedo sobre ella, pero muy a menudo, en cualquier aspecto por importante o insignificante que sea, te detienes, miras a tu alrededor, intentas ver el horizonte, uno, el que sea y al momento bajas la vista al suelo y te encuentras con la realidad, dos huellas, las dos tuyas, dos opciones que son miles, hacia donde ir?

Es curioso como mientras te mantienes inmóvil, mientras no sabes qué hacer, por mucho que mires y por mucho que esperes a que todo se solucione por sí sólo, las huellas se mantienen y con ellas la duda, la incertidumbre y la ansiedad, y mucho más curioso es que justo cuando decides tirar para adelante con la cabeza alta, con esa convicción duramente trabajada, justo cuando por fin das el primer paso, miras hacia atrás y ves como el mar borra las pisadas, retrocede y espera tranquilo a que dentro de no mucho tiempo, vuelvas y tus pies repitan la imagen, la que resume una vida, cualquier vida, la mía por ejemplo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

"Mira a la derecha y a la izquierda del tiempo y que tu corazón aprenda a estar tranquilo" F.G. Lorca

Inma

DORI dijo...

ERASE UNA VEZ UN CIEGO QUE NO VEIA..NO LE IMPORTABA PORQUE APRENDIO A 'VER' LAS COSAS CON TRANQUILIDAD, Y EMPEZO POR CONVENCERSE A SI MISMO DE QUE LAS HUELLAS NO SE VAN PORQUE LAS BORRE EL MAR..'NO LAS VEO,PERO YO SE QUE HE ESTADO ALLI'.