martes, 22 de diciembre de 2009

¿El agua?...para los peces.


Tras escuchar mil y una veces la pregunta de: “ y tú, ¿en qué piensas durante tantas horas de entrenamiento, en la bici por esas carreteras de Dios, corriendo por caminos y haciendo largos y más largos de 25 mts en la piscina?.
Y la respuesta, tan variada como tantas veces nade, pedalee o corra, se podría resumir en una sola jornada de deportecomidadeltarro, a saber:


Este pasado sábado por la tarde, junto al borde de la piscina, a punto de salibar correctamente las gafas, un amigo que llevaba un rato de braceo y al que ya se le veía con ganas de salir, me preguntó lo típico: “¿cuánto vas a hacer?”, y le contesté rápido y sincero: “pues ni idea, lo que toca… si puedo, y si puedo un poco más… también. O lo que es lo mismo, lo que me dejen los calambres en los gemelos y los encargados de cerrar la piscina”.

Me puse a ello, y mientras nadaba… en horas de postre, merienda y si me descuido, de cena… me dio por pensar, ni más ni menos que en los peces y en los besugos, así, como suena.
Peces todos ellos y besugos nosotros, la especie superior, la raza que…razona, los inteligentes, los sobrados...


Necesitamos piel de neopreno intentando deslizar como ellos, imitamos sus gestos, nos ponemos aletas, nos depilamos las piernas, los brazos, el pecho (yo hasta la espalda…ya que sufro el síndrome del padezco...el de padezco un ozito..), nos ponemos gorro para penetrar…de cabeza en la masa acuosa, (para lo otro también…), gafas para ver como ellos… y.. ¿queremos ser iguales? o peor aún…¿queremos ser superiores?...venga ya¡¡¡

Cuesta admitirlo, lo sé, pero hay que decirlo claro: no lo conseguiremos, es la dura realidad, los besugos preferimos la piscina a 28º antes que el mar a 18º, preferimos el cloro a la sal, los hongos de las duchas al alquitrán de la arena, la cháchara con el de la calle de al lado a escuchar el viento y las olas, la línea azul del fondo a la arena ondulada y las rocas vivientes.

Y así, mucho me temo, que por más que nos miremos en el espejo tras una larga y dura sesión natatoria, por más que levantemos los brazos y observemos con atención por debajo de los sobaquillos, no veremos jamás branquia alguna, ni nada que se le parezca…, esa es la única verdad, la que dice que somos superiores... sí, pero no peces, sino besugos.

6 comentarios:

El Lay. dijo...

Jajajajaja, valla razonamientos si señor, a mi lo que me da tiempo a pensar en la pisci,(sera por mi corta experiencia) merece la pena tanto sufrimiento? pero despues tu mismo te contestas que sin sufrimiento no hay recompensa, asi que a apretar se dijo.
Felices fiestas compañero.
Ah! que no hay branqueas por ningun lado, que me las e buscado.

Nieves dijo...

Bueno yo no digo que quiera parecer un pescaito... con ponerme mi bañador, las gafitas, y no hundirme... me conformo!! :)

Enga ya, a seguir dándole vueltas al aguita... y por cierto... yo no prefiero la línea negra :)

Un besico y felices fiestas Ramoncín.

Antonio Luis L. Soler dijo...

Buen razonamiento para ser un besugo. Que cerquita estamos algunas veces en sentimientos, amigo, perdón, besugo.

stani dijo...

Habla por ti, pues a mí ya me han salido membranas entre los dedos... y las branquias tiempo al tiempo....pues de tragar tanta agua el organismo se debería de adaptar olé.

ramón dijo...

Lay, sí que vale la pena, siempre y cuando lo hagas con ilusión, cualquier sufrimiento vale la pena, y eso con paciencia acabarás viéndolo.
Nueve meses antes de mi primer IM, hace ya unos 7 años, no era capaz de enlazar un largo de 25 mts con otro, recuerdo que salí el primer día de la piscina con 700 mts y me fui loco de contento a casa...hecho una piltrafa, pero contento, imagínate.
Branquias no, pero escamas....
Un abrazo.

Nieves, de sobra sé que no prefieres la línea del fondo, precisamente tú, no eres de esas. Por cierto, la línea tuya es negra?, qué dolor, el azulico mola más...jajaj
Lo mismo y feliz año.

Antoñico, besugo de pies a cabeza, que para eso somos -hermanicos-.

Ya te lo diré el sábado, ya.

Stani, quítate los guantes de la bici, que son eso y no membranas, que se te han helado las manos estos días en la bici y ni te has dado cuenta de que aún los llevas..jajaj

A todos, FELIZ NAVIDAD, y sobre todo, cumplid sueños.

Un abrazo.
Ramón

Nieves dijo...

jajajaja... no hay línea alguna... el color es el que tú le quieras poner. Como todo en la vida, el color lo eliges tú.
Mi vida, siempre es de color de rosa. Vivo en el cuento de la princesa encantada donde no existen problemas y su único cometido en la vida es ser feliz :)

Supongo que me mandaste un sms de felicitación?... es que no tengo guardado tu número, lo tengo en mi "Agenda Tristar"... pero en el movil no. Y la agendita está estos días en la oficina bien cerradita por vacaciones!! jejeje.

Si es así... ya te responderé.

Un besico, y super feliz navidad de nuevo.