lunes, 15 de marzo de 2010

¿Y por qué no vas a poder?

Esto huele a ironman.
Tercer mes del año y como le decía hoy a un buen amigo, los futuros finishers primerizos ya empiezan a tener contracciones en la barriga, como si estuvieran embarazados, como si el parto viniese con adelanto.

Va llegando el momento del entrenamiento más específico, del que más se parece a la competición en ritmos, en intensidades, en distancias, y mientras llega, la molestia aquella que teníamos en una uña hace un mes que no nos importaba un pimiento, ha pasado a ser una terrible lesión que no nos dejará entrenar más hasta el día mismo del ironman. De nada sirve que tu mujer te diga una y otra vez, que la uña es la misma que hace un mes, y que lo único que ha cambiado es el olor que desprendes.

El olor todavía no llega a ser fétido, pero si desprende ciertos hilillos aromáticos de duda, de ligera angustia y de desánimo, pues uno pensaba, que ha estas alturas de la película, ya debería marcar abdominales como una bestia y las venas de los gemelos ya deberían tener el tamaño de un oleoducto árabe.

Pero no, nos miramos al espejo y vemos al mismo tipo de siempre, el mismo que un día decidió que haría un ironman, que se enfrentaría a un enemigo enorme y tan fuerte, que no pararía de darle ostias durante todo un día, ostias durante más de una hora de agua, ostias durante seis o siete horas de bici, y más que ostias durante cuatro horas corriendo.

Por mucho que os lo explique, queridos embarazados de supuesto parto prematuro, sé que será difícil que entendáis, que no debéis esperar, que ése enemigo ya os está atizando ahora mismo, que ése olor que desprendéis no es vuestro, es de él que está cerca.

Ese enemigo llamado locura, o ironman, que para el caso, es lo mismo, será benevolente precisamente el día que más teméis, pero hay que enfrentarse a él ahora y continuamente. Tenéis que vencerle cada vez que el desánimo pese, cada vez que las dudas produzcan insomnio, cada vez que la angustia os deje sin apetito, para que ése día os dé el máximo de cuanto anheláis.


Bendita locura, dije una vez. Bendita, sigo pensando.

Sed justos con él mientras lo preparáis, haced cuanto se pueda para ser dignos, entrenad todo lo que la ilusión os deje, pero no más.

Te seguirás mirando al espejo y verás la misma imagen de antaño, pero no a la misma persona, mira más adentro y verás cuanto has cambiado. Eso solo te lo da la lucha, el entrenamiento y por qué no, también la angustia, y la duda.

Mírate al espejo y pregúntate: ¿y porqué no voy a poder?

Fotos: la primera corresponde a mi primer triatlón, el Medio Ironman El Chorro en Ardales, Málaga. La segunda es de justo un mes después, en Puerto del Carmen, Lanzarote.
La pregunta es : ¿Cuál huele más?

3 comentarios:

JOSE ANGEL dijo...

Pues ¡¡SI!!,¿porque no voy a poder?,efectivamente esas son las sensaciones que ahora mismo tengo,la misma persona frente al espejo,pero eso si con algo mas de "respeto" por lo que se avecina,aunque oyendote parece que que no sea tan fiero como lo pintan,pero claro tambien depende de quien lo pinte.

Cristobal Diaz Navarro. dijo...

De que año son las fotillos? estaría bien que pusieras un rinconcillo con todos los largos que has hecho, que yo tengo curiosidad que ya llevas los tuyos. Espero que estes mejor de tu lesión, yo ando ahora jodido, medio engripado, ufffffff lo que me faltaba. Un saludo y no entrenes mas por la carretera de huercal overa pulpí que me la has reventado de tanto pasar ajjajaja.

ramón dijo...

Jose Angel, es tan fiero como un día entero entrenando, pero lleno de alicientes extras, buenos y malos, tensión y alegría, igual estás acojonado que estás alucinado por el ambiente, pero, básicamente, es un largo día, no más. El problema viene, cuando quieres ir más rápido de lo que irías en un largo día por tierras de Jaén... ya me entiendes, busca disfrutar y vivirlo, que a partir del primero, para el resto de los que vengan, verás que la motivación ya no solo será terminarlo, sino bajar tiempos y esas tonterias... que yo también hago.

Cristobicas, en mi perfil tengo la lista más o menos amontonada de los largos, la puse en el lateral de la "portada" del blog, pero lo quité y ahora anda algo más escondido.
Pero mira así, a granel, son diez im, más uno que no terminé (no cuenta), pero hasta el 24 de la maratón, bien que me jodí...jajaj
y medios son cinco titanes, dos Chorros, dos Arinagas, y creo que ya está.
Las fotos son de 2004, finales de abril una y finales de mayo la otra.
...y oye, cómo te has enterao de lo de la carretera??, ostias, para un día que tuve series¡¡¡jajajaj

un abrazo a los dos.