martes, 15 de junio de 2010

Caminante, ya tienes camino: REGENSBURG.

La competición como motivación.
Tal y como terminé la entrada anterior, comienzo ésta.
En éste momento, y a falta de 46 días, 18 horas y 40 minutos... próxima estación:





En referencia a las ganas para entrenar, la competición ofrece múltiples formas de motivación.
De las más usadas están la que te da una competición pasada, que por el resultado final, ya sea satisfactorio o no, incita a entrenar con más ímpetu ya sea por la seguridad de que el camino que llevas es el correcto o por un intento de quitarse el mal sabor de boca de un mal resultado, intentando «solucionar» los errores cometidos.
Por otro lado, está la motivación que te ofrece la competición que está por venir; motivación relacionada directamente con el resultado de las competiciones anteriores y sus resultados.

Todo esto no se debe confundir con el uso de la competición, no ya como motivación, sino como un continuo test donde comprobar una y otra vez nuestro estado de forma, algo que por desgracia sucede muy a menudo, y que normalmente se justifica como unas ganas locas por disfrutar de las carreras, cuando en realidad suele ser una falta de seguridad y autoestima importantes.

Por supuesto, todo esto es relativo al entrenamiento de la larga distancia.

Ayer lunes, comencé el camino hacia el Ironman de Regensburg, para el próximo 1 de agosto.
Faltan siete semanas y es el momento de ponerse manos a la obra. Hasta el domingo, y pasadas ya tres semanas desde que competí en el de Lanzarote, los entrenos los hacía ya casi con el recuerdo de las buenas sensaciones que tuve allí.

(Tonterías aparte, si vivir de rentas no es sano, no te digo ya, entrenar de rentas. Olvidado queda ya ése ironman, que ya habrá tiempo de hacer valoraciones a final de temporada).

Quitando las dos últimas semanas, estas primeras cinco son las que deben definir en gran medida el resultado final ése 1 de agosto.

Elegir éste ironman y no otro, ha sido, aparte de por el sinfín de listas cerradas..., por una ilusión que mantengo y que tras mi paso por Canarias, pude constatar que es posible, difícil, muy difícil, pero posible.

El planteamiento sobre la preparación es diferente, pues a pesar de ser la misma distancia, se parecen más bien poco.

El mayor atractivo de la prueba alemana va a ser, sin duda, la falta de referencias pasadas, pues es la primera vez que se celebra. Personalmente, para mí es un punto más de motivación; en este aspecto todos estaremos en igualdad de condiciones y habrá que echar mano de cabeza y aplomo (a estas alturas, reconozco que me motiva más pensar si seré capaz de mantener la sangre fría que las condiciones físicas y el esfuerzo que tendré que emplear).

Intentaré en la medida de lo posible pasarme por aquí e ir comentando las líneas que voy trazando para llegar a Alemania en las mejores condiciones posibles.

El camino ha comenzado, vamos a ver hasta donde nos lleva.

5 comentarios:

Morath dijo...

Muchísima suerte!!! Valor y a por el toro alemán!!!
Es el primero así que "el que da primero..." :-D

Un detallín, añade a los "usos de las competiciones" el de los que las usan para darse su dosis de ácido láctico, agujetas y demás, que es una droga sin la que algunos no saben (sabemos) vivir.
Qué sería la vida si todos los días pudiéramos andar frescos como una rosa, subir y bajar escaleras sin andar como si nos hubieran puesto mirando para Cuenca, ...
:-D

¡¡¡Ánimo!!! y a tope, que ya verás como termina cayendo el viaje a "la isla".

ramón dijo...

Si como añadir, se pueden añadir un montón, por eso he digo lo de entre otros usos. Lo que pasa es que esos dos que comento en especial, son los que ahora tocan, el primero ya está, el segundo uso como motivación viene ahora, de aquí al 1 de agosto.

Del que tú comentas, yo lo del ácido láctico lo pruebo poco, ni mis ritmos de entreno ni mi potencial real me dejan ir tan rápido como para eso... pero doy fe que cuando toca competir corto... después subir escaleras te las subo...ahora, bajarlas ya es otro asunto...:-)

paco portero dijo...

Buenas Ramón!

En tierras alemanas nos veremos. Seguro que lo hacemos bien.

Saludos

ramón dijo...

ok, Paco, ánimo y fuerza con los entrenos.
Nos vemos por Baviera..
Saludos

Jesús dijo...

Pues eso ánimo Ramón de otro que estará por allí a estrenar IM y en mi caso a estrenarme en la distancia.

Saludos